WEST END

Hace frío, pero aún así sigo durmiendo en calzoncillos porque no soporto que se me suban los pantalones del pijama.
Pienso en cosas que pasan, miro por la ventana y miro la matrícula de los coches. Enfrente hay un psiquiátrico pero jamás se asoma nadie por la 
ventana como yo lo hago. Tiene un pequeño cementerio con tumbas cubiertas de musgos y liquen. Escocia puede ser como una tumba, una tumba vieja 
de piedra fría, oscura y llena de liquen y dentro de ella miles de secretos e historias.
Hay un momento del día donde sale el sol y luego desaparece como si jamás hubiese estado.
——
 
Photo: Alvaro Uve
 

29 Comments

Leave a Reply