MONTMARTRE

Viernes 11 de Noviembre de 2016, aeropuerto de París Charles de Gaulle. Once de la noche. Le Coq Sportif nos invita a vivir una experiencia preciosa en la ciudad de la luz. Nuestra primera parada es el barrio de Montmartre, uno de nuestros barrios parisinos preferidos, por su simbología, historia y recuerdos de la infancia, donde mis amigos y yo soñábamos con hacer un buen espectáculo en el Moulin Rouge.
Cuando llegamos a nuestro primer alojamiento Martin nos abrió las puertas de su piso en  la séptima planta de un edificio antiguo y precioso junto con un amigo, que muy simpáticamente nos enseño la estancia en la que estaríamos los primeros días. Martin es un músico francés muy guapo y su amigo diseñador gráfico. Era imposible no imaginar vivir allí una temporada viendo la torre Eiffel desde la terraza y su luz rompiendo una de las ciudades mas bonitas del mundo. Martin y su amigo bromeaban a cerca de su cama de agua calentita, si, su cama era de agua y es la primera vez que yo dormía en una cama de agua en mi vida. Al principio sentía mareo efecto barco, pero París cansó nuestras piernas el resto de días e hizo que no volviera a enterarme más de esa sensación. A la mañana siguiente tomé la primera foto desde la increíble y romántica terraza, viendo todos los fantásticos tejados grises de París, es como si el alma de todos sus artistas de antaño se hubiesen metido en mi cuerpo durante la noche y no paraba de pensar en aquellas épocas como en la película de Medianoche en París. Mientras desayunábamos un café aguado y pensando que íbamos a hacer en esta ciudad recibí un mensaje de Maxim. _ Estas en mi barrio, ¿Queréis tomar un café creme?.
Yo conocía a Maxim de un video que le grabamos una vez en Madrid, pero la vida no nos había vuelto cruzar en el camino, fue París. Entre cafés, anécdotas, Montmartre y la cafetería de Amelie nos pusimos al día, y ¿Quién mejor que Maxim para enseñarnos la ciudad?.
Maxim ama París y entiendo a la perfección su sentimiento. Sin duda fue nuestro mejor guía en la ciudad. Creo que no nos faltó ningún rincón especial por conocer y si nos faltó lo visitaremos con él en nuestra siguiente vez. Yo le decía que era como vivir en directo y personalizado uno de sus programas “Destinos de película”. Cafés, terrazas, calles adoquinadas, el Sena, Notre dame, Le Marais, música de cajitas de cuerda y vino francés. Vino francés con el que cerrábamos cada noche entre risas en cualquier barrio de París. Continuará…


Friday 11th of November 2016, Charles de Gaulle airport. Eleven in the evening. Le Coq Sportif invited us to live a beautiful experience in the city of the light. Our first stop is Montmartre neighborhood, one of our favorite neighborhood of Paris, because of the symbology, history and childhood memories when I dreamed to make a performance with my friends in the Moulin Rouge. When we arrived to our first accommodation our host Martin was waiting for us in the seventh flor of a beautiful and antique building of Montmartre. He and his friend show us gently the place we were going to stay our first days. Martin is a French musician and his friend is a graphic designer, it was impossible not to imagine us living there watching the Tour Eiffel in the terrace, seeing the light broking the skyline of one of the most beautiful cities of the world. Martin and his friend was joking about their hot water bed. Yes their bed was made of water and ir was my first time sleeping in a bed like that.  At first I felt tipsy, like sealing with a boat, but walk through Paris get me exhausted so I fall sleep so quickly that I didn’t notice that feeling again. Next morning I took the first photo from the incredible and romantic terrace, seeing all the fantastic Parisian rooftops, it’s like all the artist souls get into me during the night, and I couldn’t stop thinking about all their lives during the history like the film Midnight in Paris. While we had a watered café thinking about what to do in Paris I received a message from Maxim: “You are in my neighborhood! Wanna have a coffe with me? I meet Maxim filming a video in Madrid , but live want us to cross our paths again in Paris. Between cafes, anecdotes, Montmartre and the Amelie café we catch-up with all this years stories. And who can be more appropriate to show us Paris than Maxim? Maxim loves Paris, and I understand him… without doubt it was the best guide for our trip. I think we didn’t lose any beautiful corner of Paris. I told him it was like living in first person one of his tv program “Destinos de película” Cafés, terraces, streets of pavin stones, the Sena, Notre Dame, Le Marais, music in little boxes and French wine. Wine with laughs to end every single night in any neighborhood of Paris.

nachouve-paris-travel-040.jpg

nachouve-paris-travel-045.jpg

nachouve-paris-travel-015.jpg

nachouve-paris-travel-047.jpg

nachouve-paris-travel-011.jpg

nachouve-lecoqsportif-paris-010.jpg

nachouve-lecoqsportif-paris-012.jpg

nachouve-lecoqsportif-paris-09.jpg

nachouve-lecoqsportif-paris-015.jpg

nachouve-lecoqsportif-paris-06.jpg

nachouve-lecoqsportif-paris-01.jpg

nachouve-paris-travel-03.jpg

nachouve-paris-travel-033.jpg

nachouve-paris-travel-034.jpg

nachouve-paris-travel-010.jpg

nachouve-paris-travel-041.jpg

nachouve-paris-travel-016.jpg

nachouve-paris-travel-08.jpg

nachouve-paris-travel-014.jpg

nachouve-paris-travel-013.jpg

nachouve-paris-travel-022.jpg

nachouve-paris-travel-05.jpg

nachouve-paris-travel-049.jpg
All looks by Le Coq Sportif

1 Comment

  • Responder noviembre 19, 2016

    Carlota

    Fotos increíbles. Quitan el aliento de lo buenas que son. La segunda es perfecta.

Leave a Reply